Contactanos en TWITTER

PROXIMAMENTE...

La seguridad de las instalaciones eléctricas en el ambiente laboral - Res. SRT 900/2015

ENERO 2012 - Tilcara y su contaminante basural

Uno de los sitios más bellos y emblemáticos del país puede perder parte de su belleza ante la falta de control de la basura

La Quebrada de Humahuaca, en la provincia de Jujuy, conjuga una serie de atractivos naturales, culturales e históricos, como sus cerros multicolores y cadenas de pucarás (fortalezas indígenas), que dominan la zona, con lo que la provincia tiene una gran afluencia turística.

Como se recordará, en 2000 la Quebrada fue designada "paisaje protegido" a través de una ley provincial y posteriormente, en 2003, fue declarada por la Unesco Sitio del Patrimonio de la Humanidad, por ser "un lugar donde el hombre vive y transita con una enorme herencia cultural en medio de un paisaje natural extraordinario constituido a lo largo de 10.000 años de historia".

En la Quebrada de Humahuaca, está Tilcara, un lugar de una belleza deslumbrante, con un importante valor histórico y cultural. Sin embargo, hoy tiene uno de los basurales a cielo abierto más descuidados y peligrosos del país: cada día, un camión recolector municipal levanta los residuos de sus habitantes, los traslada a un kilómetro, hasta el lecho del río seco Huichaira, donde funciona el basural, y allí los descarga en forma descontrolada.

La basura no está sujeta a ningún proceso de disposición: ni se separan ni se valorizan sus componentes. Tampoco se compacta, ni siquiera se cubre el material: queda tal cual llega en el borde de las zanjas, bajo el intenso calor y dejando en los alrededores un mundo de moscas y roedores.

Los fuertes vientos de la tarde se encargan de repartir las bolsas y los plásticos provocando un indudable impacto visual en un sitio donde la identidad y la autenticidad deberían ser el modelo. Durante la noche, los residuos se rocían con combustible y se queman, lo que impregna el aire de toda la zona con un olor nauseabundo y nocivo para el medio ambiente y la salud de la población.

Durante la época de lluvias, entre diciembre y marzo, el río baja con fuerza y se encarga de llevar parte del basural hacia otros ríos y acequias de la zona.

Resulta lamentable que un sitio con un valor tan excepcional, que constituye un atractivo turístico fundamental se encuentre ante un desmanejo que excede el ámbito provincial: se trata de un atractivo de nuestro país y es un ícono de las bellezas naturales y culturales de la Argentina.

La inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial implica, sin perjuicio de la soberanía o la propiedad nacionales, que se trata de un sitio donde la comunidad internacional toda está interesada, y este privilegio implica la responsabilidad y la capacidad de protegerlos.

Quizás exista la confusión de pensar que la categoría es suficiente para mantener el interés de los visitantes. Nos guste o no, la gente comienza a sentir el hartazgo de los sitios que pierden sus atractivos esenciales porque los responsables subestiman el impacto ambiental que puede tener, por ejemplo, la falta de planificación turística, o la ausencia de un servicio básico como la disposición adecuada de los residuos, que, además de producir un perjuicio a nuestro patrimonio natural y cultural, incumple con las leyes de presupuestos mínimos de gestión ambiental y de gestión ambiental de los residuos domiciliarios.

En un mercado turístico en apariencia ilimitado, este tipo de hechos produce la vulgarización y el colapso del recurso y, consecuentemente, la falta de voluntad de conocer o regresar a un lugar.

Sería deseable que en lo inmediato se establezca un plan de control y disposición adecuada de la basura que se produce en Tilcara. Más allá de los beneficios en la salud de la gente y del medio ambiente, esto permitirá recuperar la higiene y la belleza de uno de los sitios más emblemáticos de nuestro país.

La Nación
Lunes 9 de Enero de 2012

FEBRERO 2012 - Apoyo presidencial a la minería

En medio de un acto, la mandataria elogió a Antonio, un obrero que defendió las explotaciones en la Cordillera

Sorprendida y sin ninguna intención de interrumpir, Cristina Kirchner asentía en silencio frente a la pantalla. Del otro lado estaba Antonio, un obrero del cemento de Olavarría que, micrófono en mano y en medio de un acto oficial, saltó el protocolo y criticó a los "pseudoambientalistas", como llamó a los pobladores de Catamarca que en las últimas semanas cortaron rutas contra las explotaciones mineras.

Para la Presidenta y el ala dura del kirchnerismo, comprometidos por estos días en conciliar la defensa de las inversiones de las multinacionales mineras con el "relato" nacional y popular, el diálogo valió oro.

"Los trabajadores mineros queremos trabajar en paz. Y no que cuatro o cinco pseudoambientalistas nos corten la ruta", dijo Antonio Domínguez, un obrero que ayer participaba en la inauguración de un horno de una fábrica de cementos en Olavarría.

De casco amarillo y mameluco azul gastado, parado junto al vicepresidente Amado Boudou, Antonio había sido elegido para subir al escenario y dialogar con la Presidenta, que presenciaba el acto por teleconferencia, desde la Casa Rosada.

Tras contar su experiencia en la fábrica, Antonio pidió permiso para hablar de las últimas protestas antimineras en Catamarca, que, según dijo, tuvieron "en vilo a cientos de trabajadores" que no podían recibir "comida y medicamentos".

El obrero se refirió, así, a las protestas contra el yacimiento Bajo La Alumbrera, que explota la minera suiza Xstrata Cooper, en Belén, donde 30 manifestantes habían sido detenidos anteayer en un confuso episodio. Ayer la tensión se trasladó a Tinogasta, donde asambleístas contrarios a la política minera del gobierno de Lucía Corpacci mantienen un corte en la ruta 60, y se habría dado plazo hasta las 21 para despejar la ruta.

"Vox pópulli, vox dei", le dedicó Cristina Kirchner a Antonio, como lo llamó desde ese momento. Lo elogió por sus palabras certeras y "emotivas" que, dijo, responden a "la lógica implacable del pueblo".

"Vos no sos ningún dirigente político, sos un trabajador que defiende su fuente de trabajo", enfatizó la Presidenta, para proponer una discusión "en serio y muy responsable" sobre la minería. "Tenemos que exigir calidad ambiental a las empresas y, por otro lado, responsabilidad y seriedad sobre los planteos que se realizan", completó, en alusión a la posición de los grupos ambientalistas.

Ante la sorpresa de la Presidenta y los funcionarios que empezaron a aplaudirlo desde la Casa Rosada, Antonio volvió a tomar la palabra. "Somos nosotros los que conocemos mejor el trabajo. Somos más ambientalistas que los propios ambientalistas. No somos suicidas, queremos vivir, entonces no nos vamos a meter en un lugar inseguro", dijo.

Con gestos de aprobación y algo de asombro, la Presidenta volvió a felicitar al obrero por motivar "el debate" y rechazó las "expresiones dogmáticas" en favor y en contra de la minería.

"Me acuerdo cuando nos reclamaban en Río Turbio [Santa Cruz], donde estamos haciendo una mina a carbón con altísima tecnología de medio ambiente. Había una propaganda que decía que no cuidábamos a los glaciares. Yo vivo a 80 kilómetros de los glaciares, así que si no los cuido, termino tapada junto a todo El Calafate", dijo la Presidenta.

En el escenario de Olavarría, Antonio recibió una palmada de Boudou. Antes de continuar el acto con más anuncios, la Presidenta mencionó a otro gigante de la minería en el país, la canadiense Barrick Gold. Los militantes corearon: "Acá tenés los pibes para la liberación".

Por Marcelo Veneranda

La Nación
Viernes 10 de Febrero de 2012

MARZO 2012 - Siete muertos por el derrumbe de una obra en construcción

El hecho ocurrió cuando se desplomó un piso

Siete obreros de la construcción murieron ayer en Corrientes cuando un sector del séptimo piso del edificio en el que trabajaban se desplomó repentinamente sobre el techo de una casa lindera.

La municipalidad de la ciudad de Corrientes había dispuesto el lunes pasado la paralización de los trabajos en ese edificio en construcción.

"La comuna realizó el pasado lunes 19 una inspección en el edificio en construcción donde ocurrió la tragedia y dispuso su paralización por no cumplir con lo autorizado en su habilitación", afirmó a la agencia de noticias Télam el secretario de Obras Públicas de la municipalidad de la ciudad de Corrientes, Martín Barrionuevo.

Según el funcionario municipal, el proyecto habilitaba la construcción de un edificio con planta baja y cinco pisos, "pero tenía ya dos pisos más de lo autorizado", dijo.

Las víctimas fueron identificadas por fuentes oficiales como Enrique Sosa, de 21 años; William Valenzuela, de 32; Jorge Acevedo, de 38; Eduardo Acevedo, de 19; Diego Rodríguez, de 25; Ramón Zacarías, de 49, y Marcos González, de 28. Otros cinco obreros se encuentran heridos de gravedad y están internados en el Hospital Escuela General San Martín.

Según relató a Télam Hugo Acevedo, obrero de la obra y tío de una de las víctimas, sus compañeros "estaban cargando las columnas e instalando el tanque cuando la estructura parece ser que no soportó la presión y colapsó".

El operario relató que eran "por lo menos diez" los trabajadores que estaban realizando la tarea y cayeron al vacío".

La tragedia ocurrió cerca de las 13 en una obra en construcción situada en San Martín al 600, en el centro de la ciudad de Corrientes.

El accidente, según los primeros informes de los investigadores, se produjo cuando12 operarios "colocaban el tanque de agua en la zona más alta del edificio, cediendo la estructura de manera tal que de improviso ocasionó la caída de las personas sobre el techo de la vivienda lindante".

"Fue un accidente severo porque el hormigón les cayó encima a los trabajadores", dijo el ministro de Salud de Corrientes, Julián Dindart.

La investigación quedó a cargo del fiscal de Instrucción Gustavo Robineau. "No es una catástrofe, pero es un hecho de características importantes por el fallecimiento de tanto obreros", sostuvo Robineau.

El representante del Ministerio Público adelantó que la causa podría ser caratulada como "estrago doloso" por las irregularidades que se habrían detectado y la documentación recolectada.


Antecedentes

9 DE AGOSTO DE 2010
Tragedia en Villa Urquiza

Las tareas de excavación en una obra provocaron el derrumbe de un gimnasio lindero y la muerte de tres personas.


12 DE FEBRERO DE 2011
Destrozos en Las Cañitas

Una grúa de 60 toneladas y 35 metros cayó sobre varios edificios cercanos a la obra en construcción sin ocasionar víctimas.

La Nación
Viernes 23 de Marzo de 2012

ABRIL 2012-El Riachuelo, sumergido en el deterioro

En el reciente Seminario los derechos del Riachuelo -las ponencias pueden revisarse en http://www.facebook.com/ProAguasLimpias - un grupo de especialistas, activistas de la sociedad civil, periodistas y ciudadanos comprometidos fueron convocados a pensar al Riachuelo como un sujeto de derecho , incorporando a los múltiples actores afectados, actuales y potenciales en un diálogo sobre el deber de afrontar una situación que pone a prueba cómo sacudir cuestiones “sumergidas” en el olvido y la indiferencia.

Esta problemática implica revisar conceptos sobre los derechos denominados nuevos, una serie de valores en movimiento que han ido adquiriendo significado por cambios profundos de la sociedad (tales como los referidos al ambiente y el género). Demanda, asimismo, asumir una idea de dignidad en base a concebir al ser humano como un fin en sí mismo y no como un medio para los fines de otras personas; que esté ligada a la libertad ejercida de una manera responsable, con equilibrio entre las libertades individuales y el resto de los derechos; y que promueva una igualdad entendida como equidad que, sin suprimir las diferencias, logre que éstas disparidades no sean discriminatorias ni excluyentes.

Sobre este marco, se demanda un mayor compromiso con el derecho ambiental, analizando cómo lograr su efectivización. En el referido encuentro, se debatió sobre la intervención de la Corte Suprema de Justicia y se concibió la jurisprudencia más reciente como un quiebre para el derecho ambiental, así como la necesidad de pensar si la Corte debe usar su capital político empeñándose en el diseño de políticas públicas ante la omisión de los otros poderes.

La vulneración colectiva de derechos fundamentales que se produce en el ámbito de la cuenca requiere de la implementación inmediata de políticas que cuenten con el mayor grado de compromiso, creatividad y eficacia para revertir el deterioro imperante y lograr los objetivos establecidos por la Corte.

Aún cuando el balance a posteriori del fallo, con la intervención activa de la sociedad civil, arroja al presente un saldo desfavorable en materia concreción de acciones sustantivas para el futuro de la cuenca, existen motivos que permiten pensar en cambios positivos y sostenibles, aunando esfuerzos en una política de Estado para la cuenca, integrando visiones desde el Estado, la sociedad civil los organismos internacionales y las empresas.

La participación en las decisiones que nos afectan, no sólo de manera directa como individuos damnificados sino como personas responsables de la construcción del modelo de sociedad en que queremos vivir , es la única manera de asegurar nuestra influencia y también la forma de introducir sentimientos de corresponsabilidad entre las personas. Es por ello que el desarrollo debe ser solidario y alcanzar todos los rincones de nuestro territorio, ya que la existencia digna de las generaciones futuras no puede hacerse dándole la espalda a esa vena negra que vemos cotidianamente desde nuestra ciudad maravillos a. La declaración de todos estos derechos emergentes no debe quedarse en una enumeración, sino movilizar conciencias y recursos para garantizar su cumplimiento a través de la adopción de mecanismos de garantía.

Clarín
Lunes 16 de Abril de 2012

AGOSTO 2012-El médico de la ART es más importante de lo que se pensaba

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza admitió parcialmente los recursos de los familiares de una mujer que sufrió un síncope en su lugar de trabajo y falleció. Los actores habían solicitado un resarcimiento conforme la Ley de Riesgos de Trabajo y una indemnización por daño moral. Para los magistrados, la muerte no tuvo que ver con las condiciones laborales, pero sí incidió en ella la deficiente actuación del médico de la ART.

La Sala Segunda del Alto Tribunal local, integrada por los magistrados Mario Adaro, Herman Salvini y Carlos Bohm, destacó que no existía “constancia escrita de interrogatorio alguno por parte del profesional médico” y que este procedimiento era fundamental para que se pudiera determinar “si se encontraba ante una paciente con factores de riesgo o no”.

Además, los miembros del Máximo Tribunal provincial indicaron, con relación al ambiente de trabajo de la mujer fallecida, que –en función de las testimoniales recabadas- “no se vislumbra un ambiente de trabajo nocivo para la salud de la actora”.

En el caso, el padre de tres niños se presentó en representación de éstos para reclamar a una ART el pago de una indemnización por el fallecimiento de su pareja. La mujer murió tras sufrir un síncope, cuyos síntomas comenzar mientras se encontraba en su lugar de trabajo. La víctima prestaba servicios en la Municipalidad de Mendoza.

La mujer fue asistida ante un desmayo por un médico de la ART y, después, enviada a su domicilio, donde finalmente falleció. La víctima era obesa, fumadora e hipertensa. Los demandantes reclamaron el pago de la indemnización prevista en la Ley de Riesgos de Trabajo y un resarcimiento por daño moral por 70.000 pesos.

No obstante, la Cámara que intervino en la causa decidió rechazar la demanda de los actores, pues consideró que el deceso se produjo por causas ajenas a la órbita de responsabilidad de la ART, atento los hábitos y padecimientos de la víctima. Este pronunciamiento judicial fue impugnado ante la Corte local por los demandantes.

Primero, el Alto Tribunal local indicó que “el tema a resolver se bifurca en dos situaciones principales y escindibles, por un lado la responsabilidad que pudiera caber a la ART por la atención médica brindada a la señora G., y por otro lado la existencia o no de concausalidad entre las labores desarrolladas y el deterioro de la salud y posterior desenlace fatal”.

Luego, con relación a la atención médica de la víctima, el Máximo Tribunal expresó “la sentencia resulta contradictoria, pues parece ser competente para analizar la responsabilidad de la ART en la atención médica desplegada por su dependiente, para luego decir que no puede evaluar la conducta de dicho dependiente”.

Acto seguido, los magistrados provinciales destacaron que no había “constancia escrita de interrogatorio alguno por parte del profesional médico y si ello era necesario o no para recabar información vital como ser: los antecedentes personal, si hubo síntomas previos o no, en caso afirmativo cuáles fueron dichos síntomas…en fin, si se encontraba ante una paciente con factores de riesgo o no”.

“Existen protocolos y normas de atención médica para el manejo del síncope”, explicó la Corte mendocina, y agregó que “nada de ello ha sido utilizado por el juzgador para concluir que la atención fue correcta, la mera invocación de que así lo fue no es suficiente para tener por válida dicha conclusión, la que apoyada en su sola voluntad se presenta como arbitraria”.

Dicho eso, el Máximo Tribunal aludió a la relación entre el padecimiento de la víctima y el ambiente laboral. Al respecto, afirmó que “en la causa nos encontramos con testigos de cuyas declaraciones no se vislumbra un ambiente de trabajo nocivo para la salud de la actora”.

“La carga horaria, sumado a un trabajo que no se presenta como insuficientemente sano o inseguro apto para producir o coadyuvar dañosamente en la salud del trabajador, no representa un elemento que aisladamente pueda tenerse como determinante para anular la sentencia”, puntualizaron los jueces.

Por lo tanto, la Suprema Corte de Justicia de Mendoza hizo lugar al recurso de los actores sólo respecto de la valoración de la conducta del profesional médico de la ART que atendió a la víctima, pero no con relación al vínculo entre el trabajo de la mujer y su fallecimiento. Las actuaciones fueron reenviadas para el dictado de un nuevo pronunciamiento.

DJU - Diario Judicial
Miércoles 15 de Agosto de 2012